Nixon NYC by Checkland Kindleyside _ Watch inside

Checkland Kindleyside ha diseñado la nueva tienda de Nixon en el Soho de Nueva York. El diseño para su primera tienda en la City sigue el concepto «Horizon line» que C.K. creó para la marca. Al igual que en sus tiendas de París y Londres, esta de Prince Street dispone de elementos de diseño únicos que lo diferencian de otros espacios. Desde el exterior monocromático, que permite a los transeúntes una visión clara del continente, hasta la zonificación de su interior.
Area-Retail_Nixon_New-York-Store_Checkland-Kindleysides_02

Area-Retail_Nixon_New-York-Store_Checkland-Kindleysides_03
El diseño se basa en la inmersión, una sutil referencia al ritmo y el movimiento de los océanos, pero también a la inmersión en el propio producto. Esto se refleja en el merchandising, para el cual C.K. creó una ingeniosa presentación de relojes que proporciona al espacio una pieza central escultórica. 72 relojes se muestran rítmicamente sobre pedestales ondulantes sumergidos, en parte, bajo la superficie de un tanque de agua azul retroiluminada. Esto supone también un paso adelante en el merchandising del reloj tradicional, para el cual el producto se solía mostrar a través de un vidrio. Nixon consideró que era muy importante que sus relojes fuesen accesibles, animando a los clientes a jugar con el producto. Junto a este centro escultórico, una gran pared expone 144 relojes en una matriz de vidrio tintado instalada sobre un fondo realizado en placas de reloj y azulejos, en clara referencia a lo artesanal del producto expuesto.

Area-Retail_Nixon_New-York-Store_Checkland-Kindleysides_05

Area-Retail_Nixon_New-York-Store_Checkland-Kindleysides_04

Al igual que sus otras tiendas, la de Prince Street cuenta con una «barra de personalización» situada al fondo del local, donde enseñan al cliente a crear su propio reloj, paso a paso, eligiendo diferentes elementos entre una amplia paleta de componentes, correas, fundas y grabados. El reloj, a medida, se hace ante su consumidor final. Como un guiño a las raíces de la empresa, el área de personalización se inspira en la construcción de la parte inferior de las tablas de skate. Las costillas de la estructura crean un exoesqueleto invertido que se envuelve alrededor del espacio dando intimidad al ambiente. El otro foco en esa zona trasera es la línea RSVP de relojes de edición limitada de Nixon.

Diseño _ Checkland Kindleyside